Las bodas de invierno son una opción muy original y en tendencia entre los novios que quieren distinguirse. Celebrar tu boda en invierno es una alternativa realmente especial. Aquí te damos los motivos para elegir una boda en invierno en lugar de en cualquier otro momento del año.

En el último post, hablamos de casarse en fiestas navideñas pero, si por algún casual, las fechas comprendidas de esta festividad no os vienen bien, ¡tranquilos!, aún queda mucho invierno por delante…

Las posibilidades que nos ofrece el invierno son espectaculares e infinitas, paisajes exclusivos y decoración de ensueño con elegante nieve natural o artificial. Además, la luz es perfecta para las fotografías. El invierno tiene un aura especial que hará que vuestras fotos sean maravillosas.

Para los novios más románticos, la atmósfera invernal es perfecta, presenta una belleza sin igual, que solo los más sensibles perciben. La mayoría de las parejas consideran el verano o la primavera las épocas ideales para casarse; pero, si nunca te habías imaginado celebrar tu boda en invierno, ¡abrígate porque te casas en invierno después de leer este post!

¿Dónde?

Una de las grandes ventajas de casarse en invierno es la disponibilidad absoluta de fechas y lugares: ¡casaros en el lugar que siempre habéis soñado!

Además, el invierno es temporada baja y podéis conseguir grandes descuentos en los precios. Disfrutad eligiendo la Iglesia, el lugar de celebración y otros servicios a contratar, dando un respiro a la tarjeta.

Durante estos meses las fechas son poco solicitadas por lo que las posibilidades son infinitas a la hora de elegir dónde casarse y celebrar el convite.

Existen parques botánicos y locales que tienen espacios interiores para celebrar bodas. Bibliotecas, galerías de arte,… Las instalaciones pueden ser ajardinadas en invierno y verse tan bellas como en verano o  primavera.

¡Otra idea para ahorrar en tu lugar (y transporte) es organizar la ceremonia y la recepción en el mismo sitio!

Sin duda, tu bolsillo te agradecerá que te cases en invierno.

Preciosos jardines de invierno, vistas a la montaña o sobrecogedores acantilados son algunas de las opciones que ofrece el invierno. En cuanto al interior, la decoración y la iluminación permite crear una atmósfera idílica, ¡aprovecha y piensa cómo crearla!

Los espacios nevados y la luz melancólica y romántica de los atardeceres en invierno,… La esencia de la boda estará marcada sin duda por la ambientación y el papel que la naturaleza juega en él… Un paisaje blanco, copos de nieve cayendo del cielo o besos bajo la lluvia. ¡Ten una verdadera boda de cuento!

Puedes usar un mundo de elementos decorativos como el fuego y jugar con las luces, con velas en el campo, en una bonita casa o en una villa señorial.

Los paisajes nevados son espectaculares pero, el invierno no necesariamente implica una boda nevada. Todo depende de la parte del país en la que planeéis celebrar vuestra boda. Igualmente, en este momento del año, todo cobra un aspecto único, las ciudades y las calles están arropadas por cálidas luces. Mires por donde mires, todo cobra un tono más íntimo y elegante.

Las bodas invernales son enlaces especiales donde las telas de los vestidos junto con el universo de los complementos y, de fondo, la vasta vegetación del bosque o campo, hará de tu boda la más deslumbrante y romántica.

Asistencia garantizada

¡Ah! Por otro lado, un detalle a tener en cuenta es que tendrás la asistencia de tus invitados casi asegurada, ya que hay menos probabilidades de que tus amigos y familiares tengan planes en esas fechas.

¡Boda bajo control!

Contamos con el mal tiempo, así que, ¿qué podría ir mal? No habrá percances de última hora, porque contamos con la meteorología típica de la estación. En caso de que llueva o nieve  vamos a tener listo el lugar de celebración. ¡Tenemos el tiempo más que controlado! Y, si hace un día espléndido, siempre podremos pasar los entremeses al exterior. 

Eso sí, ¡recordad que es invierno! y tened una o varias chimeneas de interior o exterior preparadas. 

Vestidos de novia en invierno: infinitos looks 

El color por excelencia invernal, y el de las novias, es el blanco, así que imagina cuanto puedes recrearte para lograr un magnífico contraste con el paisaje de fondo. Los complementos que puedes añadir a tu bridal look son muchísimos y muy, pero que muy favorecedores, solo tienes que encontrar el que más encaje a tu estilo. 

¡Atrévete a ser una novia de invierno! Desde chaquetas de plumas, a toreras, vestidos de manga larga y delicadas capas de novia estilo princesa.

Un consejo profesional es que te vistas en capas y que aproveches las pocas horas de luz natural para las fotografías, luciendo tus falsas pieles, atuendos de terciopelo y otros accesorios cálidos de invierno. No te va a resultar difícil encontrar la combinación perfecta, ya que son cada vez más las firmas que diseñan pensando en novias de invierno. Rosa Clará, Pronovias ó Inuñez son algunas de ellas. Y, ¡ojo!, te desvelamos un secreto: una de las grandes tendencias nupciales para este 2020 son las capas y los vestidos de manga larga, ¡perfecto!.

Flores de invierno, las más coloridas 

Nada más lejos de la realidad, se suele pensar que no hay muchas flores en los meses de invierno. Ya sabéis que las bodas en invierno son las más asequibles, ahora descubrid que, en cuanto arreglos florales, sea para el ramo o decoración de las mesas o instalaciones, contáis con cientos de combinaciones. Juega con detalles invernales como piñas o flor de algodón entre tulipanes, camelias, rosas, anémonas (bastante versátiles, ya que vienen en blanco, rosa, morado, rojo y azul), ranúnculos, calas, flores silvestres, etc…; ó, con algunas flores, como los claveles, que están disponibles durante todo el año. 

Acompañad vuestra decoración con eucalipto, bayas azuladas, vegetación de aspecto helado,  escabiosas texturizadas ó astilbes rosados.

Incorpora flores a los centros de mesa para un ambiente moderno, chic y elegante.

Gran variedad de tonos para bodas de invierno

La temporada de invierno ofrece una paleta de colores enormes, todo son combinaciones elegantes y románticas. Desde los tonos fríos a juego con el blanco hasta la calidez de los rojos y rosa polvoriento. 

Tu boda invernal lucirá exclusiva gracias a los sofisticados colores propios de la estación: blanco, azul celeste y tonos metálicos. Las prendas de moda como abrigos, vestidos largos y guantes en estos tonos, pueden fundirse y complementar el escenario.

Para un jardín, el verde salvia dará un toque vintage o, si lo preferís, mezclalo con gris o dorado, dará una pincelada industrial. El azul con plata recuerda al reino helado de las clásicas películas de Disney, muy elegante. Blanco y dorado, blanco y rojo, combinaciones que aportarán un extra de glamour a vuestro día. ¿Cuál elegiríais? 

Los menús deliciosos y exquisitos de una bodas de invierno

El clima frío es una gran excusa para darle a nuestro cuerpo el caprichito de calorías extras y refugiarsnos del frío, ¿qué mejor forma de hacerlo que a través de un placer gastronómico?

Personaliza tu boda con detalles gastronómicos de invierno. Apuesta por una gastronomía de temporada y confecciona riquísimos menús calientes que harán las delicias de vuestros invitados.

¿Qué tal un brie horneado con romero, miel y nueces confitadas? ¿Y una sopa reconfortante que nos recuerde a nuestra infancia en casa de la abuela? Deliciosas sopas de cebolla, sopas de pescado, consomés con huevo, consomés al jerez, cremas de calabaza y mandarina, cremas de boletus… ¡Calienta el cuerpo con estos ligeros manjares y haz que tus invitados no lleguen con hambre al final del banquete!

Las carnes rojas son las estrellas en invierno: presas de cerdo, medallones de solomillo, entrecot de buey a la plancha, filetes de ternera, royals de solomillo con foie… Aunque tampoco desesntonarán los pescados con aderezos elaborados: lubina con salsa de cítricos, bacalao con pasas y ajo tostado con verduras, rape de gambas… ¿Difícil quedarse con una opción?

Tened en cuenta que si en el primer plato habéis apostado por pescado o mariscos, el segundo será mejor que lleve carne. También puedes optar un plato 100% vegetal o vegano, a día de hoy es una gran tendencia y no tendrás problemas por los gustos de tus invitados, ya que hay recetas para todas las edades ¡hasta los niños lo disfrutarán sin saber la cantidad de verduras que están comiendo!

Esperamos que hayáis disfrutado y cogido ideas para vuestra boda de invierno, ó incluso que os hayáis animado a cambiar la fecha y casaros en invierno.

¡Feliz 2020!

Que, sin duda, será vuestro año, en el que vuestros sueños se harán realidad… ¡Un fuerte abrazo y hasta la próxima!

Fotos vía @Pinterest

RELATED POSTS

Escribe un comentario