Una auténtica boda rústica celebrada en una bodega en Yarra Glen, rodeados de un paisaje espectacular con mucha vegetación, ¡BIENVENIDOS!

Claire y Bernie se conocieron, como en muchas de nuestras bodas reales, en su trabajo, ambos paramédicos. En poco más de 18 meses, Bernie le estaba pidiendo la mano a Claire. Se fueron de vacaciones a la soñada playa Flamingo, en Aruba, y allí fue… ¿Se os ocurre otro paraíso tropical mejor?

 

LA TEMÁTICA DE LA BODA

Lo primero que decidieron fue el tema de su boda, que tenían claro que sería rústico.

A partir de ahí, eligieron todo en coordinación con la temática elegida, entre otras cosas:

  • Bodegas rústicas en Yarra Glen: el lugar de la celebración, del que se enamoraron nada más aparcar. Vistas impresionantes y vino y comida excelentes, ¿qué más se puede pedir?

Por el tiempo lluvioso, la mayor parte del tiempo la pasaron dentro de una gran carpa que dejaba ver las gotas de agua que no dejaban de caer.

  • Las invitaciones: para combinar con el tema de la bodega rústica, enviaron invitaciones kraft de encaje, cortadas con láser, con escritura de tinta en relieve sobre papel texturizado, ¡una pasada! Querían algo que hiciera soñar a sus invitados con el lugar de la celebración desde que la recibieran, meses antes de estar allí, y que reflejara el estilo elegido. Sin duda, lo consiguieron.

EL VESTIDO DE LA NOVIA

Claire quería algo divertido y elegante y, tras mucho buscar, acabó siendo la primera novia en estrenar la nueva línea de Anna Campbell, debutando con el vestido Lexi Elm. A nosotras nos ha encantado, ¿a vosotros?

EL RAMO DE NOVIA

Una combinación perfecta y muy rústica de proteas, rosas negras y arándanos, con otras flores añadidas como toque personal de Claire.

LA CEREMONIA

Lo ideal para disfrutar del paisaje y de las vistas hubiera sido un día soleado, pero las nubes y la tormenta no lo permitieron. No fue un día perfecto, ni mucho menos, pero siempre hay que ver el lado positivo: la tormenta los mantuvo a todos juntos en la pista de baile y la capa de nubes les dio las fotos más increíbles, ¡no podían estar más felices!

La ceremonia tuvo varios momentos completamente únicos que la hicieron inolvidable.

Uno de los grandes momento de la ceremonia fue cuando Paul, un amigo de Bernie, les dio a todos un relato humorístico de cómo se conoció la pareja, y de su viaje a la playa Flamingo, donde se prometieron. Lo hizo súper divertido, pero a la vez tan sincero, que fue un gran momento para ellos y para todos sus invitados.

Por otro lado, los votos eran personalizados y emocionaron mucho a todo los asistentes.

Firmaron, sellando su matrimonio, con un bolígrafo de trucha (sí, un bolígrafo que parecía un pez gigante). Bernie lo ganó en una de sus primeras citas y significaba mucho para ellos. Ya habían firmado la hipoteca de su casa con él, así que decidieron usarlo también en su boda.

Entre los toques personales que marcaron la diferencia e hicieron el día único, unos adornos de flamencos que pusieron en los cócteles de bienvenida “flamingo spritz” hechos con ginebra rosa, haciendo un guiño a la pedida de mano rodeados de flamencos en Aruba.

Otro gran momento fue posible gracias a que habían estado dando clases y practicando una coreografía de un remake de Ramones, “Baby I love you”, para el baile nupcial. No querían que fuera el típico baile de recién casados, ¡y no lo fue!.

EL PASTEL NUPCIAL

En lugar del típico pastel de bodas, decidieron que querían cinco niveles de deliciosas ruedas de queso cubiertas con higos frescos:

  • Daffonois French Brie
  • Cheddar de tela negra de Maffra
  • Azul Cashel irlandés
  • Brie brillante con triple crema Savarin
  • Manchego

 

Si tuvieran que describir su boda en una frase, sería “la tormenta perfecta”, y es que prácticamente no paró de llover.

Y, si les preguntamos a los novios por algo que hubieran hecho de otra manera, nos dicen que no, que aunque no fue un día perfecto, para ellos sí que lo fue. Algunas cosas no salieron exactamente como estaba planeado, pero fueron igualmente memorables, e hicieron la boda única. Y sí, lo más probable es que, aunque planeéis hasta el último detalle, no todo va a salir como esperáis, pero aún así, vuestra gran día será único y será un día inolvidable.

No os preocupéis por las pequeñas cosas, ya que los mejores momentos suelen ser los que no salen como estaba planeado.

Esperamos que la boda de Claire y Bernie os haya servido de inspiración y os haya enamorado tanto como a nosotras.

 

@SophiaRussell

27/09/2020

RELATED POSTS

Escribe un comentario