La boda es un momento único y especial. La novia queremos vernos más lindas y espléndidas que nunca. Con mucha anticipación, buscamos un vestido que nos represente y que quede en la memoria de todos los invitados. Nos probamos peinados hasta encontrar el que más nos gusta. Y aunque seamos de las que vivimos con la cara lavada, ensayamos maquillajes para lograr el mejor rostro para nuestro gran día. 

Estéticamente hablando, las novias nos encontramos en una encrucijada: conseguir un aspecto óptimo sin dejar de ser nosotras. Alcanzar nuestra mejor versión sin caer en una versión desconocida de nosotras mismas. Y, por si fuera poco, contemplar la duración del evento, el posible sudor, …

Sin duda, para esto último, elegir un maquillaje para ojos de calidad y waterproof es clave en este sentido. 

 

Está claro que una boda conlleva una larga lista de gastos y que contratar maquilladoras profesionales es uno de ellos. A menudo, la pareja necesita recortar el presupuesto y la novia descarta el pago de ese servicio para adentrarse en la experiencia del automaquillaje.  Hoy vamos a ver varios consejos para ayudaros con el automaquillaje para el día de la boda:

Desde hace unos años, la práctica de maquillarse a sí misma está muy de moda. Hoy en día, existen una enorme cantidad de cursos y talleres que se imparten para enseñar a hacerlo, tanto de manera presencial como virtual. Famosas de todo el mundo publican en sus redes sociales videos maquillándose y aconsejando, incluso, a mujeres que usan gafas porque se resisten a las lentes de contacto. 

Una vez tomada la decisión, es importante preparar la piel que se va a maquillar. Idealmente, la piel debe cuidarse y tratarse todos los días, pero si la novia no acostumbra a hacerlo, la boda es un buen motivo para comenzar. Para que el maquillaje luzca bien, es necesario que la piel esté hidratada y para eso, puede realizarse mascarillas y/o aplicarse crema hidratante a diario un par de semanas antes.  

También con algunos días de anticipación, es imprescindible practicar el automaquillaje para mejorar la técnica y probar distintas opciones de looks. Un buen tip para la novia es sacarse fotos en distintos espacios y con diferente iluminación para ver realmente cómo se va a lucir aquello que aplicó en el rostro.   

 

Brillar sin perder la frescura  

Las fotos y los videos de la boda acompañan a los novios toda la vida. Y nada más feo que verse en una imagen y lamentar el look que habíamos elegido. Para evitar eso pero sin perder de vista lo especial de la ocasión, es aconsejable aplicar una base fluida y luminosa que le dará claridad al rostro y generará un aspecto liso e hidratado.  

En segundo lugar se puede colocar rubor en los pómulos, y llevarlo hacia las orejas, y por debajo de los ángulos del rostro para generar profundidad y definición. Pueden elegirlo en tonos rosados, tierras o bronce, según la preferencia y si la boda es de día o de noche. En cuanto al labial, se recomienda usar tonos sutiles y mate, ya que los nacarados o brillantes pueden lucir defectuosos con el flash de las cámaras. 

Los ojos: los protagonistas del maquillaje 

La mirada lo es todo y sobre todo si hablamos de un momento crucial en la vida de una persona. Expresa la emoción, el entusiasmo y la alegría de quien está por casarse. Por ese motivo, el aspecto de los ojos el día de la boda es clave. Una buena sombra, la cantidad justa de iluminador y un maquillaje para cejas que destaque la mirada son fundamentales. 

Si tenemos en cuenta que la novia va a ocuparse de su propio maquillaje y que no es una profesional, puede contemplar algunas de nuestras recomendaciones. Es una buena decisión optar por sombras en la gama del bronce, el champagne, el rosa y los grises porque combinan perfectamente con cualquier tono de piel. Incluso en lo que respecta a las sombras para cejas. 

Teniendo en cuenta la inexperiencia y los nervios, los expertos aconsejan difuminar el delineador con la sombra. Se logrará un delineado prolijo y suave y se evitarán errores buscando una línea perfecta. Recomiendan una máscara de pestañas a prueba de agua y de color marrón oscuro por sobre el negro, para evitar un aspecto duro en la mirada. Además, destacan el uso de rimel para cejas para reforzar la mirada. 

Verse bien viendo bien: lentes de contacto para esa ocasión 

 

Cuando hablamos de maquillaje, hablamos de estética. Pero, ¿qué pasa el día dela boda con la estética de las mujeres que usan gafas? Es lógico decir que los ojos maquillados no lucen del mismo modo detrás de unas gafas que sin ellas. Pero también es lógico que la novia necesite ver correctamente en esta gran ocasión de su vida. 

Los lentillas son una buena opción para ellas. Son fabricadas especialmente para sus ojos, con datos biométricos como tamaño y forma de la córnea y graduación exacta. Esta especificidad garantiza adaptación y calidad de visión y evita los problemas de las lentes estándar: que sean grandes, se muevan o se salgan son situaciones que la novia no puede padecer en un día tan importante. 

Abandonar las gafas por un rato también puede ser la oportunidad para arriesgarse a usar lentes de contacto de colores. Como parte del look nupcial, son una alternativa para variar el aspecto de los ojos el día de la boda. En concordancia con el maquillaje de los ojos, puede seleccionar una opción natural que no diste mucho de su color original. 

Con distintas opciones de tonalidad, se comercializan alternativas como FreshLook ColorBlends. Esta marca ofrece cajas con dos unidades que combinan tres colores en uno. Cuentan con una estrella color miel en el punto medio, que se combina con el tono del ojo, y un aro gris que les otorga profundidad. Caducan al año, duran un mes y se encuentran en oferta dentro de la categoría lentes de contacto que nos interesa a día de hoy. 

17/07/2022

RELATED POSTS

Escribe un comentario